“NATURISMO” QUE NO LO ES

                                                                                                                  Jorge Castro de la Barra

 

 

 

 

Cuadro de texto: Existe una caricatura o imagen distorsionada de lo que es ser naturista. En efecto, para muchos el naturismo consiste casi en “comer lechugas y zanahorias”, evitando todo tipo de carnes. De esta manera, lo ven como algo aburrido, insípido y nada de atractivo. Algo sólo para cierta gente rara o admirada por su fuerza de voluntad para privarse de los placeres gastronómicos de un buen asado bien “regado” con buen vino tinto.
Si bien es cierto en la práctica del naturismo la alimentación es importante, incluyendo la privación de carnes  -“alimentos cadavéricos”-se trata de una disciplina, una forma de vivir que abarca mucho más que la manera de alimentarse. Y, de paso, es bueno aclarar que la alimentación vegetariana o naturista no consiste en comer sólo lechugas y zanahorias. Dichos alimentos son una pequeñísima parte de lo que come un naturista, existiendo una variedad de platos, de recetas tan variados como en las cartas de cualquier buen restaurante. Hay un gran repertorio como para no aburrirse.
Pero, volviendo a la idea, el naturismo es más que la alimentación; es una disciplina de vida, donde debe cuidarse el sueño, el dormir. Dormir como mínimo ocho horas diarias, y temprano, empezar antes de la medianoche, ya que las horas previas a 
Cuadro de texto: ese horario son las que proporcionan el
sueño más reparador tanto de las células
del cuerpo, como también de múltiples funciones  del mismo. Se desintoxica el sistema nervioso, descansa el cerebro, mejora el aspecto de la piel (por eso se amanece “con buena cara”). Por el contrario, dormirse tarde, no proporciona todo el beneficio antes descrito, sino un cansancio, un deterioro que va en aumento. Trasnochar, pasarse casi toda la noche en vela, de fiesta, conversando o trabajando, envejece el cerebro aceleradamente, lo que afecta a la memoria y a otras funciones.
Practicar el naturismo, conlleva también el trabajar en la higiene de las emociones: erradicar del espíritu emociones negativas como el miedo, el rencor, la envidia, el deseo de venganza, la rabia acumulada, la impaciencia, la inseguridad. Y este punto es muy importante, porque emociones
negativas anidadas en el espíritu son altamente nocivas incluso para la salud del cuerpo. Muchas enfermedades corporales, dolores, desequilibrios, que no tienen explicación para la medicina y no responden a los medicamentos o tratamientos, tienen  su origen en alguna emoción negativa. O a culpas no resueltas que producen remordimiento de conciencia. Esto último es un gran daño para la salud física y mental.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Practicar el naturismo implica también sentirse “realizado” en la vida; vida familiar, con el trabajo que se tiene, con lo que se estudia o  estudió, en fin. Y recordemos que “estar realizado” es antónimo de “estar frustrado”. Hay que examinarse en este aspecto y trabajar por modificar lo que se pueda cambiar para nuestro bien. Eso es un naturismo integral, válido. 

 

 

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

¡Esto es NUCLEOVITAL! El producto natural (no terapéutico) creado para médicos, que devuelve la salud  “por terapia de sustitución”, creada por el Dr. Linus Pauling, dos veces Premio Nobel… ¿Se siente mal? Consulte a su médico oportunamente y dos cápsulas diarias de NUCLEOVITAL harán esa diferencia que espera en su salud.

Pídalo a domicilio marcando el teléfono de Santiago de Chile: 3620669.

Obtenga información detallada entrando a:

www.dokthors.cl